Poesía

  • Primavera
    Los jazmines primero, después los azahares, las arvejillas, las flores del paraíso. Una mañana, el…
  • Diferente
    Me levanté de la cama sobre dos fuertes piernasPodría haber sido diferente.Comí cereal, leche dulce,un…
  • El dulce pasto, para comenzar
    1. ¿Será que el buey hambriento se quedará paradoen el campo, sin comer el dulce…
  • No te vuelvas a dormir
    La brisa del alba guarda secretos para ti. No te vuelvas a dormir.Debes pedir lo…
  • Atenta
    Cada díaveo o escucho algoque más o menos me mata de alegríame deja como una…
  • Los oídos de mis oídos
    En una rama del fresno pelado canta la calandria,imitando a los otros. Busco la palabra para…
  • Lo que aprendí hasta ahora
    La meditación es antigua y honorable, así que ¿por qué no sentarme en la colina,…
  • La invitación
    No me interesa lo que haces para ganarte la vida. Quiero saber lo que ansías,…
  • Conocer la oscuridad
    Entrar en la oscuridad con una luz es conocer la luz. Para conocer la oscuridad,…
  • Invocación a las minorías silenciosas
    Poesía de la resistencia
  • Soy mía
    Poesía como militancia
  • Cómo ser un buen salvaje
    Mi abuelo Simón quiso ser un buen salvaje, aprendió castilla y el nombre de todos…
  • Y aún así, me levanto
    Tú puedes escribirme en la historia con tus amargas, torcidas mentiras, puedes aventarme al fango…
  • Hay una gracia que llega
    Hay una gracia que llega, que negamos tanto como la muerte. Es la conclusión de…
  • Una oración de sanación
    ¿Qué te está llamando en tu vida?Cuando todo el ruido se acalló,las reuniones acabaron,las listas…
  • Solsticio
    Y a la medianochebullen sueños antiguos:ansias de tambor, sed de fuego.Ganas de danzar como planetas,orbitando…
  • Dulce oscuridad
    Cuando tus ojos están cansados el mundo también lo está. Cuando tu visión se ha…
  • No dudes
    Si de pronto, inesperadamente, sientes alegría, no dudes. Entrégate a ella.Hay muchas vidas y pueblos…
  • No moriré una vida no vivida
    No moriré una vida no vivida. No viviré con miedo, o cayéndome, o incendiándome Elijo…
  • Esa cosa con plumas
    La esperanza es esa cosa con plumas que se posa en el alma, y entona…
  • Vivir las preguntas
    Sé paciente con todo lo que aún no está resuelto en tu corazón… Trata de…
  • Cómo es
    Hay un hilo que sigues. Pasa por al lado de las cosas que cambian. Pero…
  • Cómo escalar una montaña
    No te equivoques. Este será un ejercicio en el arte de permanecer vertical. Sí, habrá…
  • Perdido
    Detente. Los árboles frente a ti y los arbustos a tu ladono están perdidos. El…
  • Besar el suelo
    Hoy, como cualquier otro día, nos despertamos vacíos y asustados.No abras la puerta del estudio…
  • Historia de un rito
    “Hace muchos años, hubo una aldea en la que vivía un rabino. Cada vez que…
  • Gratitud
    Gracias aroma azul, fogata encelo. Gracias pelo caballo mandarino. Gracias pudor turquesa embrujo vela, llamarada…
  • Canción crepuscular
    Mi querido, qué cosa de todas las cosas que existenvalen un pensamiento tuyo, o mío,salvo…
  • Hoy, cuando no podía hacer nada
    Hoy, cuando no podía hacer nada,salvé a una hormiga. Debe haber entrado con el diario…
  • Miramos con incertidumbre
    Miramos con incertidumbremás allá de las viejas eleccionesy respuestas claras,hacia un estado vital más suave,más…
  • La casa de la pertenencia
    Esta es la casa brillanteen la que vivimos.Aquí es donde invitamosa venir a nuestros amigos.Aquí…
  • La casa de huéspedes
    La casa de huéspedes, Rumi.
  • Un silencio nuevo
    Poema de Fabiana Fondevila
  • Pandemia
    Poema “Pandemia”.
  • Pequeñas bondades
    Poema: Pequeñas bondades
  • Por qué me despierto temprano
    Poema de Mary Oliver sobre recibir la mañana
  • Digo sí
    Digo sí a todo lo que me ocurre hoycomo una oportunidadpara dar y recibir amor…
  • Cuando llegue la muerte
    Cuando llegue la muerte como el hambriento oso de otoño; cuando llegue la muerte y…
  • No dudes
    Si de golpe sientes una alegría inesperada,no dudes. Entrégate a ella. Hay muchas vidasy pueblos…
  • El mundo en el que vivo
    Me he rehusado a vivir encerrada en una casa ordenada de razones y pruebas. El…
  • Por un nuevo comienzo
    En lugares remotos del corazón que tus pensamientos nunca visitan este comienzo ha estado gestándose…
  • Como el aire, me levanto
    Puedes inscribirme en la historia con tus amargas, torcidas mentiras, puedes aplastarme en el barro…
  • A cielo abierto
    La mariposa agita sus enaguas al viento y dura apenas nada. Su brevedad solo ahonda…
  • Oración escolar
    En el nombre del alba y los párpados de la mañana y la luna nómade…
  • Recibir la paz
    Mañana silvestre, las heridas de la noche duelen aún. Pero el sol entre las ramas…
  • Allá la noche
    Cae la tarde sobre el sauce de la vereda. Torrentes de claroscuro tiñen la tela.…
  • Horizontes
    Ni arces ni abedules: sauces, tipas, palos borrachos. Ni águilas ni ruiseñores: tordos, zorzales, horneros.…
  • Cómo ser poeta
    (para recordármelo) I Haz un lugar para sentarte. Siéntate. Haz silencio. Debes depender del afecto,…
  • Bondad
    No sabrás lo que es la bondad si no has perdido nada antes, si nos…
  • Llevo tu corazón (lo llevo en mi corazón)
    Llevo tu corazón conmigo (lo llevo en mi corazón). Nunca estoy sin él donde quiera…
  • Si la oración alcanzara
    Si la oración alcanzara, oraría. Si leer a altos pensadores alcanzara, ya habría devorado la…
  • Cuando llegue la muerte
    Una poesía de la gran Mary Oliver que nos aproxima a la muerte para poder…
  • Alma se tiene a veces
    Así retrata el alma Wislawa Szymborska, Premio Nobel de Literatura de 1996, y figura inusual…
  • Los gansos salvajes
    No tienes que ser bueno. No tienes que recorrer el desierto arrodillado, arrepintiéndote. Sólo tienes…
  • Dame la maga fiesta
    Del gran Pablo, una oda a los milagros que se ofrecen, sin distinción y sin…
  • Todo lo que es sí
    Dios mío, te doy gracias por este asombroso día: por los saltarines espíritus verdes de…
  • El rubí del amanecer
    En las primeras horas del día, justo antes del alba, amante y amado despiertan y…
  • Quién eres, pequeño yo
    “quién eres, pequeño yo (de cinco años o seis) mirando desde una alta ventana: el…
  • La vida te da sorpresas
    Todos caemos, alguna vez, en esta confusión: creer que si uno estudia lo suficiente, lee…
  • Saberse entero
    Rachel Naomi Remen, oncóloga, autora y pionera del movimiento por la humanización de la medicina,…
  • Por qué me levanto temprano
    Hola, sol en mi cara. Hola, tú que hiciste la mañana, y la esparciste sobre…
  • ¡Quienquiera que seas, ven!
    “Ven, ven, quienquiera que seas: Trotamundos, adorador, amante del abandono. ¿Qué importa? La nuestra no…
  • Otra manera de soñar
    El libro “Cantos de los Pieles Rojas”, de José J. de Olañeta, recoge rezos y…
  • El verdadero milagro
    “Nuestro verdadero hogar es el momento presente. Vivir en el momento presente es un milagro.…
  • Vuelvo a mayo de 1937
    Los veo parados en los portones formales de sus universidades Veo a mi padre salir…
  • Mensajera
    Mi trabajo es amar al mundo, Aquí los girasoles, ahí el colibrí – ambos buscadores…
  • Caminar hacia el misterio
    “Solo tengo que acordarme de respirar, quedarme quieta un momento para que algo en mí…
  • Para los niños
    Las colinas ascendentes, las cumbres de las estadísticas yacen delante nuestro. El ascenso abrupto de…
  • Más allá del bien y del mal
    “Más allá de las ideas del bien y el mal, hay un valle. Te encontraré…
  • La mejor estación
    “Diez mil flores en la primavera, la luna en el otoño, una brisa fresca en…
  • La paz de las cosas salvajes
    Cuando el temor por el mundo crece en mi y despierto en la noche ante…
  • ¿Y dónde está la alegría?
    “Y la alegría está en todas partes; Está en la verde cubierta de hierba de…
  • Canto inuit
    Y recordé una vez más mis pequeñas aventuras mientras el viento de la costa me…
  • Ríos de luz
    El Amado está dentro de ti, y dentro de mí. Sabes que el brote está…