Cuando llegue la muerte

Cuando llegue la muerte
como el hambriento oso de otoño;
cuando llegue la muerte y tome
sus brillantes monedas de su monedero

para comprarme y lo cierre;
Cuando llegue la muerte
como la varicela

cuando llegue la muerte
como un iceberg entre los omóplatos.

Quiero atravesar el umbral llena de curiosidad,
preguntándome:
¿qué aspecto tendrá esta morada oscura?

Y por eso lo miro todo
como una hermandad de hombres y mujeres,
y veo al tiempo como no más que una idea,
y considero la eternidad como otra posibilidad.

Y pienso cada vida como una flor, tan común
como una margarita del campo, y tan singular,

y cada nombre una música confortable en la boca,
que tiende, como toda música lo hace, hacia el silencio.

y cada cuerpo un león de coraje, y algo
precioso para la tierra.

Cuando todo acabe, quiero decir:
Toda mi vida fui una novia casada con el asombro.
Fui el novio, alzando el mundo en sus brazos.

Cuando todo acabe, no deseo preguntarme
si he hecho de mi vida algo particular, y verdadero.

No quiero encontrarme a mí misma suspirando y asustada,
o llena de argumentos.

No quiero acabar simplemente habiendo visitado este mundo.

Mary Oliver

Traducción: Fabiana Fondevila

2 comentarios sobre “Cuando llegue la muerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *